OLPC en Cuatro

Estaba yo terminando de cenar mientras veía la tele hace cinco minutos, cuando me ha sorprendido encontrarme con que en las noticias de Cuatro se hablaba de un portátil de 80 euros. ¿OLPC? Sí, así es. No esperaba encontrarme esta noticia en un informativo generalista, aunque lo cierto es que mirado desde una óptica neutral, sí que se trata de un tema de interés general, y no sólo de algo para geeks.

Han hablado de los objetivos que se persiguen con este aparato, tales como estrechar la brecha digital y todo eso. Han mencionado al MIT y a la ONU, y han explicado algunas de las características del portátil de 100 dólares. ¿Pero no habíamos quedado en que con 100 dólares ya no llegaba?

Comentaban que hasta ahora el proyecto ha permanecido oculto o algo así, que sólo podían verse algunos vídeos del prototipo colgados en la Red. No sé si es cosa mía, o en esta asociación de ideas hay un error gordísimo. Quien tuviera un mínimo de interés en el tema ha podido conocer bastantes detalles sobre el OLPC, y si ellos no se han enterado de su existencia hasta hoy no ha sido porque estuviera “oculto”. Que algo esté colgado en Internet es la antítesis de la ocultación.

Han hablado de su pantalla, que no es TFT, y se puede plegar por completo para poder usar el dispositivo como un libro electrónico. Han mencionado la curiosa ubicación del procesador y el disco duro, y no ha faltado la mención a la peculiar forma de recargar la batería por medio de una manivela. ¿Pero no habían decidido al final quitar la manivela?

Y sí, han mencionado el sistema operativo, que “para reducir costes” será Linux, que es software libre. RMS no sabe si alegrarse o llevarse las manos a la cabeza. Alegrarse porque han hablado de software libre, libre como en free speech, nada de free beer ni freeware ni open source ni fuente abierta. Llevarse las manos a la cabeza porque una vez más, el proyecto GNU queda fuera de plano.

Por cierto, han mostrado de manera nítida la F de Fedora. A ver si para cuando estén listos se comercializan también aquí y puedo permitirme el lujo de regalarle uno a mi sobrino, que este año ya les enseñan a leer y escribir en serio.

Publicado en Barrapunto