Plantilla básica HTML+CSS

Cada vez que me da por jugar con el HTML y el CSS me da una pereza enorme escribir las primeras líneas de código. Así como el novelista debe enfrentarse a la hoja en blanco exprimiéndose la imaginación, el aficionado al HTML se enfrenta al documento en blanco con grandes dosis de rutina. Porque las primeras líneas siempre son aburridas. Sobre todo para alguien que sigue el modelo de desarrollo frankenstein, esto es, escribir código a cachos cogidos de aquí y de allá. Para que me entendáis, yo nunca recuerdo cómo narices debo enlazar el documento CSS en el HTML, o cómo centro la capa maestra en el documento sin que se vea mal en MSIE, lo que hago es recordar dónde tengo un documento en el que haya hecho algo así. Por lo tanto, mi enfrentamiento con el documento en blanco siempre consiste en un repetitivo proceso de (1) decidir qué quiero poner, (2) recordar en qué documento he utilizado algo así, (3) buscar ese documento, (4) copiar la parte de código que necesito, y repetir una y otra vez hasta reunir todos los elementos necesarios para tener un documento con un aspecto digno. El problema es que siempre se me olvida algo (como por ejemplo declarar el DOCTYPE o poner título al documento), por lo que se pierde bastante tiempo en probatinas evitables.

Pues resulta que el otro día estaba yo compilando una lista de software libre para MS Windows, cuando me dio por pensar que a lo mejor, qué sé yo, mi lista le puede ser útil a alguien. Así que, ¿por qué no publicarla en forma de web? Y de esa idea ha nacido Liberad a Windows (los contenidos aún no están completos). El proceso de diseño de la web al estilo frankenstein me hizo pensar; si estoy utilizando una y otra vez la misma base para los diseños, en vez de dedicarme a rebuscar por mi disco duro el código que necesito, ¿por qué no aprovecho y escribo una plantilla básica con más o menos todo lo que suelo usar, para poder utilizarla como punto de partida a partir de ahora?

Pues nada, dicho y hecho. Aquí tenéis la plantilla. No es tan estupentástica y fantabulosa como las plantillas listas para usar que encontraréis en un montón de webs, pero es que ésta no es un producto final, ésta es un lienzo en blanco para rellenar con vuestra creatividad. Es como un trozo de arcilla listo para ser moldeado, un tarugo listo para ser tallado. Para que cuando la inspiración os asalte, no perdáis el tiempo en escribir las aburridas primeras líneas, y podáis poneros manos a la obra con el color y la imagen desde el principio.

Que las musas os acompañen.