Hijos de Kaín

En un lugar de la marcha de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que el Barón nos obsequió con un himno de metal que narra la historia que un dios terrible dictó, el drama de Abel el mezquino y Caín el rebelde.

Hoy en Jamendo descubro casi de casualidad a Kaín, banda vallisoletana de metal que cuelga dos álbumes (con licencia CC-BY-NC-ND) en el portal de música, Génesis 4/16 y Cuestión de principios. La última canción del segundo tiene un inquietante título: “Desterrado”. No puedo evitar acordarme del Barón al escuchar el estribillo:

Soy asesino de Abel,
me labro mi propia fe,
y aunque a mí me señaléis,
mi camino seguiré.

Recomiendo fervientemente escuchar el álbum completo. Y no os perdáis la web de Kaín.

¡Larga vida al Barón! ¡Larga vida a Kaín!