Las mentiras acerca de Barack Obama

Leyendo un artículo en Kriptopolis acerca de la postura de los dos candidatos a la presidencia de EEUU respecto a la seguridad en Internet, la curiosidad de un viernes ocioso me ha llevado a visitar la web de Barack Obama, y de rebote, la sección Fight the Smears (Combate las Calumnias). En dicha sección se listan y desmienten una por una las mentiras divulgadas acerca de Barack Obama.

Y lo que se puede encontrar en dicha sección es realmente curioso. Han acusado a Obama de no llevar una bandera en el avión de la campaña, de no visitar a las tropas heridas, de que su mujer no está orgullosa de su país, de que no puede obtener su certificado de nacimiento, de que profesa el islam en secreto, o de que no está dispuesto a jurar la bandera con la mano en el corazón. Resulta hilarante pensar que hay gente dispuesta a divulgar semejantes tonterías, pero no resulta tan gracioso caer en la cuenta de que si se invierten tantos esfuerzos en desmentir tales rumores, es porque esas chorradas son las que valora el electorado estadounidense. Elegirán como presidente al que obtenga la mayor erección al emocionarse observando la bandera con el himno nacional estadounidense sonando de fondo, y éste será el que rija los destinos de millones de estadounidenses, y también, qué duda cabe, de millones de personas de fuera de sus fronteras.

Lo peor de todo es que esa enfermedad no afecta únicamente al electorado estadounidense, en la vieja Europa nos solemos guiar por criterios igual de pobres a la hora de votar. Sólo hay que ver los epítetos que se lanzan los políticos unos a otros cuando hay cámaras delante.