[:es]¡Qué difícil es inmigrar cuando la cosa va mal![:]

[:es]Es curioso ver de qué diversas maneras se manifiestan los síntomas de una economía en horas bajas. Cada cual en su puesto de trabajo lo verá de manera distinta. Un compañero que trabaja en un sindicato me comentaba allá por marzo que habían experimentado un incremento importante en el número de reclamaciones por despido improcedente, y en los juzgados se ven cada vez más procedimientos concursales; todos los que yo he visto hasta ahora, voluntarios. El último síntoma lo he visto hoy, al preparar una solicitud de permiso de residencia y trabajo por cuenta ajena.

[:] Sigue leyendo