¿es más fiable un e-mail que un mensaje de Whatsapp?

De rebote he caído en una noticia que afirma que los mensajes de Whatsapp se pueden falsificar fácilmente, por lo que no son el mejor medio de prueba en un juicio. La noticia aclara que los mensajes están cifrados en el móvil, lo que impediría su manipulación, pero accediendo en «modo súper usuario» (root) se accedería a los mismos en modo «sin cifrar», lo que permitiría su modificación sin dejar rastro de la manipulación. Es decir, que si Fulanito muestra su móvil con una conversación de Whatsapp en la que se ve que le dice X a Menganito, o que Menganito le dice Y a Fulanito, a Menganito le basta con decir «impugno la prueba, está manipulada», y a Fulanito le va a resultar imposible encontrar un perito informático que certifique que no hay manipulación posible. Lo cual implica la invalidez de la prueba. Sigue leyendo