Empiezan a llegar las resoluciones: 1 – 0

Odio, odio, ODIO los asuntos de Familia cuando se enquistan y terminan derivando en una guerra abierta. Eso sí, aunque no me guste la guerra, puestos a combatir, quiero GANAR, y en esta guerra que se declaró oficialmente en septiembre de este año, inauguramos el marcador con un 1 – 0. Es la primera de muchas batallas pendientes, y no es ni mucho menos la más importante, pero empezar adelantándonos en el marcador es un buen modo de empezar. Empecemos por explicar los antecedentes:
Sigue leyendo