Cliente que viene a pagar, alfombra roja

En 2011 me tocó asistir por el Turno de Oficio de Menores a un chaval (menor de edad, obviamente) que se había metido en líos. Contento con mi trabajo, en la siguiente ocasión en la que el chaval se metió en problemas el padre me pidió que le defendiera yo, en vez del abogado que le correspondiera por el Turno de Oficio. Me habló a las claras, «me gustaría que le defendieras tú tanto en éste como en los siguientes, porque sé que se va a seguir metiendo en problemas, pero mi situación económica es muy complicada». Cuando el abogado lo eliges tú en vez del que te toca por Turno sus honorarios no están cubiertos por la Asistencia Jurídica Gratuita (alguna previsión al respecto hay en el art. 32 del Decreto de Justicia Gratuita, pero no se está aplicando), así que tocó hablar de dineros. Le propuse una tarifa especial por actuación, inferior a la que suelo cobrar habitualmente, y como modo de pago suscribimos un acuerdo de cuandopuedas. Me pareció una persona honesta y cumplidora, así que no me importó darle un trato especial. Sigue leyendo