Señor DV: sí, por favor, coja mi dinero

Debo de ser tonto, porque no es la primera vez que pico, y pierdo mi tiempo de mala manera. Eso sí, de mi dinero, ni un céntimo. Soy más rata que Mickey Mouse, fiel devoto de la Virgen del Puño Cerrado, y no voy soltando euros (que no me sobran) a troche y moche. Mucho menos en publicidad que no sé muy bien qué retorno tendrá. La narración se divide en dos actos, y luego ya veré qué más meto.
Sigue leyendo

Ni nuestra ni de ellos: la libertad de expresión es de todos

Escribo esta entrada de bitácora casi más por imperativo moral que porque me apetezca seguir hablando del tema. Creo que ya dije todo lo que tenía que decir cuando sostuve que la libertad de expresión debe defenderse siempre, aunque se use para soltar mierda, sobre todo ahora que esa libertad está en claro retroceso. No se pueden disculpar algunos y perseguir otros, o jugamos todos o pinchamos el balón, con lo que conlleva pinchar el balón. Está clara mi postura, ¿no? Sigue leyendo