Señor DV: sí, por favor, coja mi dinero

Debo de ser tonto, porque no es la primera vez que pico, y pierdo mi tiempo de mala manera. Eso sí, de mi dinero, ni un céntimo. Soy más rata que Mickey Mouse, fiel devoto de la Virgen del Puño Cerrado, y no voy soltando euros (que no me sobran) a troche y moche. Mucho menos en publicidad que no sé muy bien qué retorno tendrá. La narración se divide en dos actos, y luego ya veré qué más meto.
Sigue leyendo