Ten cerca a tus amigos, y a tus enemigos (abogados) aún más

En un asunto penal en el que voy de defensa (designado por el Turno de Oficio), hace un par de semanas acudí al Juzgado de Instrucción a asistir a la declaración del denunciante. Como perjudicado, tiene derecho a personarse con abogado que le defienda, pero no obligación. Si no designa abogado, se le tomará declaración sin él, y llevará las riendas de la acusación el Ministerio Fiscal.

Días antes de la declaración el denunciante acudió al despacho de un abogado de su confianza, con la citación en la mano. En el encabezado de la misma aparece el nombre de los distintos intervinientes, incluido el mío, seguido de la palabra “abogado”. Aquel abogado no debía de tener mucho interés por llevar el asunto, ya que le dijo que ya tenía abogado designado: yo. Obviamente, se equivocaba, el abogado que aparecía en el encabezado es de la defensa, no de la acusación. Si quiere ser asistido por abogado, tendrá que solicitarlo con antelación en el Servicio de Orientación Jurídica (no le asistirá el que esté de guardia), o designar uno particular.

En el mostrador del Juzgado, me retraté de inmediato: si esta persona tenía intención de venir asistida de abogado, lo que no voy a hacer yo es aprovecharme de su desconocimiento. Si Su Señoría quiere suspender la declaración y señalarla para otro día, no me opondré. Y así lo hizo, dándole oportunidad para que el SOJ le designe abogado de oficio.

Ya se le ha designado, y sin perder tiempo, el Juzgado ha vuelto a citar al denunciante para mañana mismo. No conozco al otro abogado, así que como suelo hacer habitualmente, me pongo a buscar información sobre él. Quiero saber a quién me enfrento, si es perro viejo o no. Se lo dije ayer a un cliente: cuando el abogado contrario parece un viejecito decrépito, mucho ojo, porque sabe latín, y te la lía en un pispás.

En el censo de letrados veo que se ha colegiado en 2015. No puede ser, si para acceder al Turno de Oficio tienes que llevar colegiado al menos tres años… Vuelvo a hacer la búsqueda sin especificar el Colegio, y veo que está colegiado también en Vizcaya desde 2010. Eso me resuelve la duda de cómo puede estar en el Turno de Oficio si sólo lleva dos años colegiado: los años ejercidos en otros colegios computan de cara al Turno de Oficio. Pero me crea una nueva duda: ¿cómo puede estar colegiado como ejerciente/residente en dos colegios a la vez? Yo pensaba que eso no estaba permitido.

Lo cierto es que ni me va ni me viene, sólo la curiosidad puede moverme a llamar al Colegio de Abogados a preguntar. Bueno, no sólo la curiosidad. Planteo la pregunta como “oye, que por casualidad he encontrado esto, y no me cuadra, a ver si va a estar este hombre pagando doble cuota sin saberlo…”. No te preocupes, cielo, ahora mismo lo miro, y mientras espero a que la base de datos escupa su respuesta, aprovecho para soltarlo, como quien no quiere la cosa, “por curiosidad, ¿le conoces personalmente? ¿es majo?”. Es un cielo de persona, encantador. “Pues mira, oye, mucho mejor, así será más fácil entendernos”.

También sospecho que no lleva mucho tiempo dedicándose al Derecho Penal, porque toda la información que he encontrado sobre él en la Red (incluida la web del despacho y un blog con únicamente dos entradas) apunta a otras materias que no tienen nada que ver. No es que me vaya a relajar, infravalorar al oponente es el mayor error que puedes cometer (he “abatido” abogados mucho mejores y más experimentados que yo, y me han “abatido” abogados mucho menos experimentados que yo), pero la información que tengo de él no es mal comienzo.

Publicado originalmente en Barrapunto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge