Tráigame un DVD grabable, nada de CD

El 20 de febrero tuve un juicio por delito leve (lo que antes era juicio de faltas), y esta semana se nos ha notificado la Sentencia, por la que se condena a mi cliente al pago de una multa y el abono de ciertos daños materiales. Uno de los motivos por los que Su Señoría considera acreditados los hechos es que mi cliente supuestamente reconoció estar allí en aquel momento, cosa que no es cierta, porque lo negó de manera clara y sin matices. Así que vamos a recurrir. Sigue leyendo