Putas grapas, putos post-its, putos folios a doble cara

Creo que ya me he quejado de esto alguna vez, pero necesito despotricar. Todo empieza porque me ha tocado escanear un expediente de 173 folios. No es especialmente voluminoso, y la mayoría es paja. El contenido de sustancia se reduce a un atestado policial de 6 u 8 páginas de texto y 10 páginas de informe fotográfico, un historial de antecedentes penales de 12 páginas (a razón de un delito por página, más o menos, casi todos relacionados con delitos contra el patrimonio o contra la seguridad del tráfico), 2 páginas de la declaración de la víctima, 1 página de la declaración del investigado (que se negó a declarar, por recomendación mía), 2 páginas de la declaración de un testigo, y un escrito de acusación de 3 páginas. En total… 8+10+12+2+1+2… 35 páginas de chicha, una quinta parte del total. El resto, como he dicho, paja. Sigue leyendo

A la hora que quieras

Ring, ring…

– ¿Sí?
– Hola, Daniel, soy yo, Fulanito, que si me puedes dar cita para el lunes.
– El lunes… pues por la mañana cuando quieras, que tengo la agenda libre. Dime cuándo quieres.
– Cuando tú quieras, me es igual.
– Pues… ¿qué tal a las 10:00?
– Vale, a las 10:00. Espera, ¿podría ser mejor a las 11:00?
– Sin problema, a las 11:00.

Qué malo es eso de madrugar…

Originalmente publicado en Barrapunto

Señor DV: sí, por favor, coja mi dinero

Debo de ser tonto, porque no es la primera vez que pico, y pierdo mi tiempo de mala manera. Eso sí, de mi dinero, ni un céntimo. Soy más rata que Mickey Mouse, fiel devoto de la Virgen del Puño Cerrado, y no voy soltando euros (que no me sobran) a troche y moche. Mucho menos en publicidad que no sé muy bien qué retorno tendrá. La narración se divide en dos actos, y luego ya veré qué más meto.
Sigue leyendo

Ni nuestra ni de ellos: la libertad de expresión es de todos

Escribo esta entrada de bitácora casi más por imperativo moral que porque me apetezca seguir hablando del tema. Creo que ya dije todo lo que tenía que decir cuando sostuve que la libertad de expresión debe defenderse siempre, aunque se use para soltar mierda, sobre todo ahora que esa libertad está en claro retroceso. No se pueden disculpar algunos y perseguir otros, o jugamos todos o pinchamos el balón, con lo que conlleva pinchar el balón. Está clara mi postura, ¿no? Sigue leyendo

Trabajos de gran responsabilidad. El abogado

Alguno por aquí ya sabrá que hace tiempo salí en alguna que otra ocasión en la televisión autonómica vasca, ETB, hablando de leyes. Un puñado de veces en ETB1 (en euskara), y sólo una vez en ETB2 (en castellano). Podéis ver la mayoría de mis apariciones en YouTube. Algunos de los vídeos tienen subtítulos en castellano. Con el resto me aburrí y lo dejé estar, así que hace falta hablar euskara para enterarse de algo.
Sigue leyendo

El difuso y selectivo límite para la libertad de expresión

Hace cosa de un mes (cómo pasa el tiempo) hablé sobre la regresión de la libertad de expresión, no sólo desde un punto de vista legal/judicial, sino más bien desde un punto de vista sociológico. Nos estamos acostumbrando a que se ponga un estrecho cerco a la libertad de expresión, e incluso lo vemos bien y lo jaleamos, en función de quién sea el cercado. No somos conscientes aún, pero estamos echando piedras sobre nuestro propio tejado. Sigue leyendo

¡Brecha de seguridad, ha sacado una foto en el Juzgado!

Hoy sobre las 9:30h he entrado al Juzgado, y tras superar el detector de metales me he encontrado de frente con un error de Windows (XP, si no me equivoco). Una de las pantallas que muestra los señalamientos del día y si van o no con retraso (pantalla que nunca miro) ha debido de fallar, y muestra el mensaje de error que puede apreciarse en la foto que ilustra este texto. Como iba con tiempo, ni corto ni perezoso (entre otras cosas porque tengo una altura ligeramente superior a la media y venía con el primer café de la mañana ya puesto), he sacado mi móvil chino y he sacado una foto, para mi anecdotario personal. Sigue leyendo