(algunos) fiscales no respetan su propio trabajo

Hace unos cuantos meses expliqué cómo algunos fiscales no respetan el trabajo de los abogados, y para ello puse tres ejemplos de tres expedientes reales. El primero de ellos trataba de un robo con fuerza en las cosas en el que se había condenado a mi cliente a un año de prisión, y en respuesta a mi recurso de apelación de 12 folios, el fiscal de turno se opuso basándose en un único argumento estándar, para el que ni siquiera había necesitado revisar el expediente. Sigue leyendo

JustiziaSIP ya incluye avisos por e-mail

Albricias y zapatetas, que JustiziaSIP ya manda avisos de nuevas notificaciones por e-mail. ¿Y qué es eso de JustiziaSIP? Como LexNET (que Draco describió como “la aplicación que a partir del 1 de Enero deben usar los abogados para recibir notificaciones y mandar escritos a los juzgados”), pero con label vasco. En aquel apunte de bitácora de Draco comenté que mi mayor preocupación era, aparte de que la plataforma es lenta, que JustiziaSIP no enviaba notificaciones por e-mail, lo que nos obligaba a entrar preventivamente de manera periódica a una plataforma que cuando no va lenta te pide que actualices Java, y cuando no, simplemente no funciona. Y si se te olvida entrar, te dan por notificado de actuaciones de las que no tienes conocimiento, como citaciones a declaraciones, sentencias y demás. Tema serio, tonterías las justas. Sigue leyendo

Ten cerca a tus amigos, y a tus enemigos (abogados) aún más

En un asunto penal en el que voy de defensa (designado por el Turno de Oficio), hace un par de semanas acudí al Juzgado de Instrucción a asistir a la declaración del denunciante. Como perjudicado, tiene derecho a personarse con abogado que le defienda, pero no obligación. Si no designa abogado, se le tomará declaración sin él, y llevará las riendas de la acusación el Ministerio Fiscal. Sigue leyendo

Empiezan a llegar las resoluciones: 1 – 0

Odio, odio, ODIO los asuntos de Familia cuando se enquistan y terminan derivando en una guerra abierta. Eso sí, aunque no me guste la guerra, puestos a combatir, quiero GANAR, y en esta guerra que se declaró oficialmente en septiembre de este año, inauguramos el marcador con un 1 – 0. Es la primera de muchas batallas pendientes, y no es ni mucho menos la más importante, pero empezar adelantándonos en el marcador es un buen modo de empezar. Empecemos por explicar los antecedentes:
Sigue leyendo

(algunos) fiscales no respetan el trabajo de los abogados

De un tiempo a esta parte estoy que echo chispas por el mal hacer de ALGUNOS fiscales, y su nulo respeto por el trabajo de los abogados. Y digo “algunos”, que quede claro, porque por fortuna el mal no es generalizado, pero sí más extendido de lo deseable. La mayoría entienden que aunque abogados y fiscales nos encontramos habitualmente (no siempre) en posiciones contrapuestas, eso no es obstáculo para respetar el trabajo del oponente. Me ha tocado litigar con fiscales que me han dado un trato exquisito, he negociado con fiscales que han sido más que razonables a la hora de decidir hasta dónde apretar, e incluso he llegado a recibir alabanzas de una fiscal a la que di en sala una “paliza” antológica. En mi desmerecimiento, diré que no es que yo hiciera un trabajo especialmente brillante en aquel juicio, es que ella cometió una serie de errores que me sirvieron la defensa en bandeja, pero siempre es agradable recibir el reconocimiento del oponente, y sabiéndolo, yo procuro dar el mismo reconocimiento al que me vapulea en sala (si me vapulea con elegancia, eso sí). Sigue leyendo

¿De dónde vienen los clientes? De cualquier parte

Cuando en 2007 empecé a ejercer como abogado no tenía que preocuparme por cómo conseguir clientes: entré a formar parte de un despacho de abogados consolidado que contaba con un flujo más o menos regular de clientes, algunos viejos conocidos que venían con asuntos nuevos, y otros completos desconocidos que venían preguntando por un abogado que les resolviera la papeleta. Por lo tanto, mis dos únicas preocupaciones debían ser llevar su asunto con la mayor diligencia posible, y minutar por mi trabajo. Y aprender, aprender, aprender. Sigue leyendo

¡Usa tu propio dominio, hostias!

No os acordaréis, pero hace algo más de cinco años yo pretendía dar lecciones recomendando no dejar en manos de terceros tu escaparate virtual. La idea era simple: ten tu propio dominio donde mostrarte al público, un espacio sobre el que tengas control absoluto, y luego ya si eso, muéstrate en las redes sociales. Pero primero, tu propio dominio, un lugar del que no te puedan desalojar, donde los cambios de política de tu proveedor no te afecten, porque siempre te puedes llevar tu música a otra parte. Sigue leyendo

Seis meses para finalizar la instrucción, están de broma

Supongo que quien más quien menos, todos hemos oído algo sobre el tema de la limitación temporal de la Instrucción, pero antes de entrar en la anécdota, os explico un poco de qué va el asunto. Para empezar, un procedimiento penal “normal” se divide en dos partes: la fase de Instrucción (que pueden ser Diligencias Urgentes, Diligencias Previas, o Sumario, según de qué asunto estemos hablando), y el Juicio Oral. La fase de Instrucción es la investigación previa al juicio, que es generalmente la parte más mediática en los asuntos mediáticos, principalmente por su duración, y por el trajín de famosos entrando y saliendo del Juzgado. Por eso si pensáis en jueces mediáticos siempre os vendrán a la cabeza jueces instructores: Garzón, Alaya, Velasco, Ruz… Su trabajo es muy importante, qué duda cabe, de ellos depende que en la investigación de un delito salga la verdad a relucir, y toman decisiones tan importantes como la prisión o libertad provisional de los imputados/investigados. Aunque la verdad es que la decisión más importante no la toman ellos, porque tras la Instrucción se manda el expediente a otro Juzgado, y es éste el que juzga en un pispás y manda a la gente a prisión o a la calle. En los casos que yo llevo este segundo suele ser el Juzgado de lo Penal, aunque en los asuntos que estamos conociendo últimamente en los medios el competente es casi siempre la Audiencia Provincial. Sigue leyendo

¡Cuánto sabe usted de informática, señor Letrado!

Imaginemos que el sujeto A comparte un ordenador portátil con el sujeto B, y nadie más tiene acceso al mismo. Imaginemos que el sujeto A guarda en ese ordenador portátil una serie de fotografías de carácter íntimo (desnudos incluidos), realizadas con una cámara de fotos. Supongamos que en un momento dado, el sujeto A y el sujeto B deciden dejar de compartir el ordenador portátil. Sigue leyendo

¿es más fiable un e-mail que un mensaje de Whatsapp?

De rebote he caído en una noticia que afirma que los mensajes de Whatsapp se pueden falsificar fácilmente, por lo que no son el mejor medio de prueba en un juicio. La noticia aclara que los mensajes están cifrados en el móvil, lo que impediría su manipulación, pero accediendo en “modo súper usuario” (root) se accedería a los mismos en modo “sin cifrar”, lo que permitiría su modificación sin dejar rastro de la manipulación. Es decir, que si Fulanito muestra su móvil con una conversación de Whatsapp en la que se ve que le dice X a Menganito, o que Menganito le dice Y a Fulanito, a Menganito le basta con decir “impugno la prueba, está manipulada”, y a Fulanito le va a resultar imposible encontrar un perito informático que certifique que no hay manipulación posible. Lo cual implica la invalidez de la prueba. Sigue leyendo